Recomendaciones en ropa de moda 

miércoles, 4 de julio de 2018

Tejidos y ropas con protección solar

Las radiaciones ultravioletas son absorbidas, en gran medida, al atravesar la atmósfera terrestres. No obstante, a la superficie de la Tierra llega la suficiente radiación como para que sea necesario protegernos de ella. La ropa sirve de protección para nuestra piel, pero cuando realizamos actividades al aire libre en aquellas épocas del año o del día en que el efecto del sol es más fuerte, esta protección puede ser insuficiente, sobre todo si estamos hablando de niños o de personas que ya han sufrido una sobrexposición al sol o que sufren quemaduras, cáncer de piel, fotodermatosis u otras patologías que pueden verse agravadas por la acción solar.

Ropa con protección solar

En el mercado existen prendas cuyos tejidos han sido elaborados para filtrar las radiaciones UV y que ciertamente funcionan muy bien. No obstante no en todos los casos nos podemos fiar de lo que la etiqueta indica en cuanto a protección solar y, sobre todo, de que la prenda proteja igualmente después de haberle dado un uso normal.

Tipos de ropa con protección solar


Entre las prendas que ofrece el mercado y que incorporan protección solar podemos encontrar bañadores, camisetas, gorras e incluso tiendas de campaña, la mayoría enfocadas al público infantil. Análisis realizados sobre estas prendas demuestran que algunas son muy eficaces, aunque también existen otras que realmente no ofrecen la protección que necesitan las personas sensibles al sol.

Factores de protección solar en la ropa


Los tejidos empleados para confeccionar este tipo de ropas son fabricados para bloquear el paso de los rayos ultravioletas, ya sea mediante su absorción o mediante su refracción. Dependiendo de la densidad y disposición del tejido, las fibras y sustancias químicas empleadas, y su color, el factor de protección solar será mayor o menor. El consumidor, dependiendo del tiempo y de su tipo de piel, debe fijarse en el número de ese factor a la hora de comprar una prenda u otra. Se trata de hacer lo mismo que cuando decimos comprar una crema solar de un nivel de protección u otro.

Para poder hablar de una protección solar alta, el mínimo factor que debemos considerar es treinta, y si lo que buscamos es un efecto pantalla, nos debemos encaminar hacia un factor cincuenta o superior.

No obstante, cabe señalar en este punto que existen distintos estándares para medir el factor de protección solar que ofrecen los tejidos y, en general, las mediciones se realizan solo cuando la prenda es nueva. Sin embargo el método UV standard 801 sí que evalúa las eficacia de las prendas en condiciones normales de uso , esto es, cuando se estira, se desgasta o se encuentra húmeda, siendo estos factores que pueden alterar notablemente la función protectora de dichas prendas. Este es el método en el que debemos basarnos para elegir una ropa con protección solar u otra.

Protección eficaz solo si la prenda es nueva


La ropa, cuando esta nueva, ofrece normalmente el factor de protección que promete en su etiquetado. No obstante, la situación cambia cuando las prendas se van utilizando y se lavan, mojan, estiran y rozan. Llegado este punto muchas prendas pierden su eficacia. En este sentido conviene decir que no todas las marcas son iguales (quizás los peores productos en este sentido son los de la marca Tribord y entre los mejores se encuentran los de la marca Babybanz que además no son demasiado caros).

Por otro lado, cabe señalar que gorros y tiendas de campaña infantiles (en este caso la relación calidad precio de la tienda de la marca Tribord es excelentes) sí que suelen proteger de los rayos UV con la eficacia señalada en su etiquetado.

Quizá el principal inconveniente de este tipo de ropa sea su precio, no siempre acorde con la calidad y nivel de protección ofrecida.

0 comentarios: