Recomendaciones en ropa de moda 

miércoles, 24 de enero de 2018

Ropa de moda y alta costura española, de los 40 a los 80

Ropa de moda y alta costura española, Cristóbal Balenciaga
Entre las décadas de los 40 y los 60, la moda española dio dos grandes figuras al panorama internacional de la alta costura, si bien la plataforma de proyección pública de su ropa y diseños se encontraba en París. Se trataban de Cristóbal Balenciaga, cuyas creaciones llenaron dos décadas, la de los 40 y los 50, y Paco Rabanne, que se dedicó a investigar durante los años 60 con nuevos materiales para la ropa de moda (metales y plásticos) lanzando sus famosos "vestidos metálicos". También durante estas fechas triunfaban dentro de nuestras fronteras dos grandes diseñadores de moda sobradamente conocidos, Manuel Pertegaz y Elio Berhanyer, pero dicha fama trascendió muy rápido al extranjero, y revistas de la talla de Harper's Bazaar y Vógue enviaban a sus periodistas a España para valorar y hacerse eco de sus colecciones.

Vestido metálico diseñado por Paco Rabanne en ropa y moda
Sin embargo, la moda y alta costura española, a pesar de que había dado numerosos diseñadores anteriormente, atravesó a mediados de los 60 un periodo de crisis. La confección en serie del pret-a-porter para boutiques, la aparición de una moda juvenil mucho más barata, sencilla y deportiva, y los impuestos cada vez más altos sobre los productos de alta costura fueron los principales factores desencadenantes de dicha crisis.

La mencionada crisis fue la causa de que el número de firmas de moda se redujese en España casi a un 15 por ciento y que las que sobrevivieron tuvieran que adoptar la forma de comercialización francesa a través del pret-a-porter en algunas prendas, en los perfumes y en los accesorios.

Diseño de Adolfo Domínguez en ropa de moda
A finales de los 70 aparece un nuevo concepto del "Diseño de Moda" aplicado a la industria textil, apareciendo una producción en serie que era limitada y controlada por el mismo diseñador. Este nuevo concepto vio nacer toda una nueva generación de magníficos diseñadores de alta costura, los denominados "nuevos creadores" entre los que se encontraban Jesús del Pozo, Adolfo Domínguez, Manuel Piña y Margarita Nuez.

En la década de los 80, a todos los diseñadores anteriores se sumaron Purificación García, Teresa Ramallal, Jordi Cuesta, y los más jóvenes Alvarado, Sibylla y Ágata Ruiz de la Prada. Todos estos diseñadores de moda de tendencias muy distintas, pero con la característica común de tener la voluntad de realizar una moda donde el carácter español estuviera siempre patente. El surgimiento de tan buenos diseñadores hizo que, aunque la gente joven seguía acudiendo mayoritariamente a los grandes almacenes para comprarse la ropa, la influencia de los diseñadores en la moda de la calle fuera mucho mayor, y que sus prendas, aunque fuesen todavía caras, resultasen mucho más asequibles para el gran público.

Todo esto culminó en octubre de 1987 con la exposición "España: cincuenta años de Moda", una muestra organizada por el Ayuntamiento de Barcelona en el Palacio de Virreina, y que mostró claramente la evolución de los diseños de moda desde Balenciaga hasta Sibylla.

0 comentarios: